Foro Opina

Rendición de Cuentas del alcalde Pumarejo sin diálogo ni respuestas

Los espacios de rendición de cuentas se entienden como escenarios de diálogo público en la que entidades y servidores públicos están obligados a informar y explicar resultados, avances y dificultades en su gestión administrativa y uso de recursos públicos.

El jueves 18 de agosto, Jaime Pumarejo, alcalde del Distrito de Barranquilla, llevó a cabo una audiencia pública de Rendición de Cuentas de su gestión en 2021. Este ejercicio llamado a fortalecer el control social, la veeduría y la participación ciudadana no logró el objetivo de la Rendición de Cuentas: ser un espacio de interlocución entre los servidores públicos y la ciudadanía.

La participación ciudadana en este espacio fue mínima. Solo se respondieron pocas preguntas que fueron seleccionadas previamente y sin calidades alrededor de los criterios de escogencia de los interrogantes. Se esperaba que en esta rendición de cuentas se generara una interacción directa entre los servidores públicos y los ciudadanos, teniendo en cuenta las dificultades que produjeron los ejercicios anteriores de rendición de cuentas virtuales en las que el papel del público asistente a la audiencia limitaba su participación solo a la recepción de la información. 

La metodología aplicada para la ejecución del evento agravó la falta de diálogo ciudadano en la audiencia de rendición de cuentas. El espacio se limitó a presentar el cumplimiento de metas claves por campos de acción y a mostrar testimonios de ciudadanos/as vinculados a los proyectos y programas con la participación del Alcalde Jaime Pumarejo como entrevistador de los beneficiarios. 

Frente a estos avances en la gestión de la administración distrital, la resolución de dudas, observaciones y sugerencias no fueron escuchadas y consideradas, incluso frente al cuestionamiento de un ciudadano que quería participar, el alcalde Pumarejo le respondió que “esto no es una conversación” lo cual evidenciaba la intención de la audiencia, ser un espacio de protagonismo único del Alcalde y de su gestión. 

Asimismo, otra de las principales dificultades de esta audiencia estuvo relacionada con la información presentada. Los balances presentados no correspondían a las metas planteadas en el Plan de Desarrollo, para el ciudadano asistente no fue posible contrastar los avances de la gestión del 2021 con las metas propuestas en el cuatrienio para así evaluar el desempeño en cada área. Más allá de señalar logros con cifras, la administración distrital no ahondó en temas álgidos y claves para la ciudad como la inseguridad ciudadana y la seguridad alimentaria. 

Finalmente, en esta primera audiencia de rendición de cuentas presencial del alcalde Jaime Pumarejo se evidenció que el diálogo con la ciudadanía no es su prioridad. La rendición por regla se constituye en el escenario ideal para dialogar, disentir y proponer, estos espacios deben ser transparentes, rigurosos y abiertos a la discusión pública, por lo que no puede ser utilizado para presentar solo logros y promocionar la gestión. En este espacio -como siempre- la ciudadanía terminó con un papel secundario. Frente a esto, desde la Fundación Foro Costa Atlántica reiteramos la importancia de que se cambie el formato y la metodología de las audiencias de rendición de cuentas a nivel local y que se comprenda que el diálogo con la ciudadanía es el centro de este espacio, que debió ser abierto e incluyente para los barranquilleros y barranquilleras. Por tanto, proponemos que en las audiencias de rendición de cuentas:

1. Sea un espacio amplio de diálogo e interlocución con la ciudadanía, con la finalidad de promover la participación ciudadana y el control social.

2. La presentación del balance de la gestión permita que los ciudadanos puedan contrastar el cumplimiento de las metas en el año con las metas propuestas en el cuatrienio.

3. Se señalen las dificultades que ha tenido la administración para implementar los programas y proyectos del Plan de Desarrollo.

4. Se realicen en escenarios abiertos que permita la mayor asistencia y participación de ciudadanos y que sea accesible e incluyente con personas con discapacidad.